En el mundo de la pandemia COVID19 ¿cómo está respondiendo el modelo cooperativo a sus asociados?

Responde Enrique Valderrama Jaramillo, Presidente Ejecutivo Fecolfin.

La Jhon F. Kennedy, una de las cooperativas más sólidas de Colombia, tiene capital institucional: podrían retirarse todos los asociados y tendrían para devolverle los aportes y sus ahorros y la cooperativa seguir funcionando con el capital institucional que tienen.

wiltonrizzo@hotmail.com
Bogotá, 20 de abril de 2020

Cuando se inició el confinamiento, que íbamos a tener toque de queda en ciudades como Bogotá y Medellín causó preocupación en nuestros asociados, porque al lunes que abrían las oficinas se preveía que retirarían los ahorros.

Los asociados tienen mucha confianza en sus entidades y no hubo corrida de depósitos como se esperaba, frente a eso lo lógico era que se hablara de liquides y en ese orden la superintendencia sacó una resolución en la cual tenían unos aspectos entre los más importante es que se podían dar periodos de gracia, renegociar las deudas con la gente y ampliar los plazos.

Alivios a la gente
Algunos salieron a apoyar a los más necesitados creando una línea de consumo para que pueda satisfacer sus necesidades básicas, es decir pequeños créditos de $100.000, $200.000 $300.000 $500.000 mil pesos para solucionar sus problemas.

Otros dieron periodo de gracia y otros incluso que dieron periodos de gracia sin cobro intereses, o periodos muertos.

En síntesis, las cooperativas tuvieron mucha prudencia en ofrecer alivios que se pudieran cumplir, hasta que la superintendencia saco unos alivios a través de una resolución y las cooperativas respondieron.

Las recomendaciones que hizo Fecolfin era que tuvieran mucha prudencia en la colocación de créditos hasta que no tuvieran listo lo que era su liquidez, usted sabe que las empresas se quiebran es por caja. Una cosa prudente que han manejado es eso.

De acuerdo a los ahorros que van llegando ellos lo van colocando con mucha prudencia entre los asociados, estos ahorros ingresan de manera fluida pequeños y grandes ahorros, eso ha permitido un flujo constante.

Por otra parte, las oficinas están abriendo de 8 a 1 de la tarde de que hay algunas cooperativas que tienen las oficinas cerradas, el problema que se presenta es que mucha gente no ha podido salir de sus casas.

Sin embargo, hay una cosa que es muy curiosa, algunas cooperativas han visto que más o menos 80%, 85% de sus operaciones han sido presenciales y la gente no ha utilizado todos los canales virtuales.

El sector goza de credibilidad y confianza
Si no gozara de confianza la gente hubiera corrido a retirar sus recursos, pero saben que este es un fenómeno que está ocurriendo, y además, las cooperativas habían construido capital institucional esto fue una cantaleta que echamos y ese capital institucional hoy está rondando los $2.2 billones de pesos en las cooperativas de ahorro y crédito.

Eso quiere decir que tienen recursos, no solo para responder con los aportes sociales, si no que tienen un patrimonio bastante grueso que les permite responder a los asociados.

Ese proceso venía desde atrás, desde las primeras cooperativas, la Jhon F. Kennedy, una de las cooperativas más sólidas de Colombia, tiene capital institucional: podrían retirarse todos los asociados y tendrían para devolverle los aportes y sus ahorros y la cooperativa seguir funcionando con el capital institucional que tienen.

¿Qué pasó con la plata de Bancoldex, no llegó a las cooperativas se quedó en los bancos, la utilizaron para sustituir su propio capital y la plata de Bancoldes con eso les dieron plazo a sus clientes?
El gobierno con una visión, dice que en las cooperativas el créditos es de consumo y no de producción, se olvida el gobierno que el consumo es el que mueve la industria, el comercio, el turismo y todo el conjunto de la economía.

Fueron varias líneas de crédito en Bancoldex una de ellas a las cooperativas por $50 mil millones, hasta hace 8 días que pudimos hacer una paneo en Bancoldex llevan $25 mil millones tomados, eso tenía un pequeño inconveniente que las cooperativas deberían tenar créditos aprobados con Balcoldex, eran unas 60 o 70 cooperativas si tenían ya crédito con Bancoldex a esas les quedaba muy fácil llegar y tomar esos créditos esos créditos muy blandos, lo que le exigen a las cooperativas y a los bancos es que tengan una parte de intermediación muy pequeña pero hay líneas de crédito que están en el DTF -1, DTF +2 entonces son líneas que si las entidades tienen un margen de intermediación de 5 puntos, son líneas colocadas que para los asociados son realmente importante por las condiciones que se están presentando.

Otra tarea
Enviamos una carta a Fogacoop y le dijimos: durante mucho tiempo a través de Fogacoop las cooperativas han construido un capital bastante interesante con las cuotas pagadas, como no hay ningún siniestro no han tenido que desembolsar para pago de ahorros, entonces en que nos van ayudar en tiempos de iliquidez.

La directora de Fogacoop contestó que precisamente ellos estaban dispuestos a hacer los estudios necesarios para cooperativas fondearlas a las cooperativas en el momento en que hubiera un problema de liquidez.

Fogacoop nunca había contestado, eso le contesto a Fecolfin, esa es una idea maravillosa en caso tal de que se requiera.

Recursos de Bancoldex
Tengo cartas de cooperativas que hicieron el ejercicio y les dijeron no le podemos desembolsar por políticas del banco, lo que hacen los bancos es cuidar los recursos de ellos no importa que la economía se pare.

Usted sabe lo que acaba de decir el presidente de Francia Emmanuel Macrom, les dijo a los bancos: o ustedes se incorporan en la recuperación de la economía o los intervengo, ellos están esperando que la economía se asiente para poder empezar a hacer colocaciones y se van a demorar un rato.

 


Registrarse a nuestro boletín