Aquí ponemos todos

Esto no va a ser eterno, los que aún podemos resistir, la mejor manera es siendo solidarios, si mañana entramos en esa lista nos tocara hacer la fila, de eso se trata la solidaridad económica, no es un discurso es una acción.

Bogotá, 17 de abril de 2017
wiltonrizzo@hotmail.com

En tiempo de pandemia ¿cuál es la respuesta de las cooperativas a la sociedad?
Las cooperativas con sus valores esenciales nos van a permitir mitigar el desafío Covid19, una vez controlada su expansión empezar a definir los mecanismos de la actividad económica que impacte hacia adelante, así inició esta conversación con Carlos Acero Sánchez, Presiente Ejecutivo de Confecoop.

Algo que sea mostrado a nivel global es que volvimos a pensar en el ser humano, primero que nada, se han despertado unas oleadas de solidaridad entre las personas, las organizaciones, de cooperación permanente, queriendo aportar lo poco o mucho que se tiene, ideas recursos, esfuerzo, trabajo, en fin.

También la posibilidad de que todo el mundo sin proponérselo empiece a ayudar al prójimo, una ayuda mutua, eso son los valores que mueven al modelo cooperativo.

Desde las cooperativas les estamos diciendo a nuestros asociados que nos mantengamos dentro de los valores, porque si nos ayudamos hay posibilidad de superar el presente de mejor manera.

¿La cultura del no pago es frecuente en Colombia, cómo atender esta dificultad al pasar el encerramiento sanitario?
Ese es un tema complejo, el estado y los gobiernos nacionales e internacionales están disponiendo de líneas para ayudar a mitigar la situación económica y social que se presenta, tendrá que haber muchos más recursos como se está planteando a nivel global.

Que se garantice la renta mínima vital por lo menos por de 3 o 4 meses a las personas que no tienen ningún ingreso, que puedan conseguir recursos para la adquisición de alimentos medicamentos, mientras que dura la pandemia y la restricción de movilidad.

O que los gobiernos nacionales y locales mantengan los salarios de las personas que están vinculadas a la nómina oficial, en la medida de lo posible muchas empresas privadas que continúan funcionando a pesar de la enorme dificultad que sostengan los empleos, que los trabajadores continúen devengando su salario mensual.

En fin, teniendo en cuenta esta situación, apelando a la solidaridad económica hemos enviado un mensaje no solamente es para las cooperativas -Si me pagan yo pago, si me paga mi empleador, yo cumplo con mis obligaciones.

Vendrá una terrible crisis financiera en la medida que no nos demos la mano; entre todos vamos a precaver esta situación, es que los ciudadanos tenemos que poner, no es solo pidiéndole al estado y al gobiernos, ellos están actuando, las instituciones sobre todo para proteger a quienes no tienen, es de solidaridad económica y de economía solidaria y en la medida que podamos cumplamos con nuestras obligaciones financieras.
.
Históricamente el ser humano no es capaz de modificar algunas conductas, en cualquier época la corrupción avanza ¿cómo se puede cambiar?
La vida nos está dando una lección y creo que muchos estamos reconociendo o aprendiendo la gran lección del siglo 2, a esa clase nadie se inscribió, todos estamos asistiendo, se llama la solidaridad, entender que todo eso que nos tenía a sordos, una exacerbación del consumismo, una dosificación de ciertos valores, asistir a hechos económicos verdaderamente increíbles, como que el salario de un futbolista valga 100 veces más que el de un científico.

Al de ver cómo la gente hacia campañas o donaciones participar en remates para quedar con objetos materiales, hoy lo que necesitamos es hacer aportes para dar alimento a personas.

¡Claro que nos tiene que cambiar, sin lugar a duda la vida ¡

También nos puede cambiar la forma como vemos el mundo y vamos a cambiar lo que esperábamos 5 o 10 años, aquí van a ser 5 o 10 semanas, mucho… la descolocación del trabajo, del trasporte, la movilidad la forma como relacionamos, como consumimos, como nos acercamos al conocimiento y la cultura, la economía se va a replantear ¡absolutamente mucho!

Muchas de las actividades que estaban en proceso de automatización seguramente se acelerarán, por lo cual se va a derivar más pérdida del empleo la, se puede plantear decisiones de carácter económico muy transcendente, donde los que más tienen y tiene acceso a la tecnología y los que la desarrollan, los que están construyendo grandes capitales tendrán que asumir una cuota a través de un impuesto, para que la renta global, la renta mínima vital vaya para esas personas que van perdiendo sus empleos por la situación en general puedan adaptase.

Sin lugar a duda yo creo que la concentración de la riqueza y la amplitud de las brechas derivadas de la tecnología tendrán que moverse, si lo que queremos es mantener un mundo con todos los niveles de convivencia, después de superar esta crisis.

 


Registrarse a nuestro boletín