Utrahuilca, 53 años: Herencia sindical y popular

La cooperativa de ahorro y crédito Utrahuilca celebra 53 años.

La Cooperativa Latinoamericana de Ahorro y Crédito (Utrahuilca), cumple 53 años liderando el sector de la economía solidaria en el suroccidente del país.

La Cooperativa Latinoamericana de Ahorro y Crédito Utrahuilca ha perdurado en el tiempo debido a tres factores de éxito: filosofía cooperativa, portafolio servicios para asociados y no asociados, y cobertura regional del sur colombiano. Actualmente, Utrahuilca ostenta el primer puesto de posicionamiento en el ranking Nacional de las cooperativas regionales. 

Este proyecto inició bajo el ímpetu sindical de los años sesenta. Treinta trabajadores de distintas entidades estatales del Huila unieron esfuerzos para enfrentar la crisis económica de la época. En este panorama, la Cooperativa de Ahorro y Crédito Utrahuilca, se materializó el 8 de diciembre de 1966 bajo la coordinación de Francisco Antonio Gordillo Cruz, sindicalista y fundador, y primer gerente del proyecto, por decisión unánime de los asociados (as) que crearon esta importante empresa de la economía solidaria.  

Actualmente, UTRAHUILCA cuenta con 204.040 asociados unidos a través de la acción cooperativa; posee $221.804.997.054 en depósito de ahorro, y $340.278.917.448 en saldo de cartera de crédito. La cobertura regional se hace a través de 21 agencias en los departamentos del Huila, Caquetá, Cauca y Putumayo; en el corto plazo se proyecta abrir sedes en Tolima y Nariño.   

La visión de futuro de Utrahuilca, hacia el año 2025, es fortalecer el liderazgo en el sector a través de un modelo empresarial de integración cooperativa con desarrollo sostenible, procesos y productos de calidad, competitividad e innovación y enfoque tecnológico. 

El auge del cooperativismo, tensión, crisis y vocación

En el año 1985, José Ramiro Becerra, gerente general, precedía la apertura de la primera sucursal regional ubicada en Pitalito, y en 1987 cortaba las cintas de la sede propia en Neiva. Al mismo tiempo, neófitas empresas solidarias, como Edicooph, Emcoven, y Sercoop, entre otras, conquistaban a la comunidad con nuevas prestaciones y portafolios. De estos días, Emcofun y Emcosalud aún ofrecen servicios a la comunidad.

Cabe recordar que, en los años ochenta, la ventana hacia el panorama económico, social y político estaba empañada por asesinatos selectivos de dirigentes del sector popular, nuevas cargas tributarias, deuda externa, narcotráfico y violencia en las ciudades. El panorama era poco alentador.  A pesar del terror y el miedo, Utrahuilca siempre estuvo presente en las luchas y los paros cívicos que pedían reparar tanta impunidad, tanto atropello social. 

En 1987 Utrahuilca se solidariza con las causas democráticas y humanas que favorecerían a personas no asociadas. En suelo resquebrajado, Utrahuilca afianzó nuevas líneas de crédito: vivienda, gastos generales y educación; y también dio apertura a la sede en el municipio de San Agustín.

Los años noventa: conquista de la región surcolombiana  

En la década de los noventa, Utrahuilca extendió su cobertura regional en Campoalegre y otros cinco municipios, y puso en marcha el Instituto de Educación No Formal y el Colegio Bachillerato de la Cooperativa; surge el proyecto FundaUtrahuilca y el Club Deportivo Utrahuilca. 

A pesar de los avances, en 1994, el gobierno formuló el Decreto 798 de 1997 que prohibía el depósito de ahorro por parte de las entidades públicas en las cooperativas. La desconfianza y pérdida de credibilidad rondaban el sector cooperativo. 

Dado el escenario anterior, en 1996, el retiro de dineros y la terminación de convenios con entidades oficiales de orden nacional inyectó tensión: ocho cooperativas fueron intervenidas por malas prácticas. Uconal, Bancoop, Cofiandina contemplaron el ocaso.

Eran tiempos difíciles para el cooperativismo regional, pero José Ramiro Becerra Sterling, gerente de este periodo, nunca perdió el rumbo de la filosofía cooperativista. Utrahuilca se preparaba enfrentar los retos del nuevo siglo a través de la cultura de la planeación estratégica, que permitió formular visión, misión, y direccionamiento, y la filosofía institucional basada en la adopción de los principios del modelo cooperativo como alternativa al desarrollo comunitario. 

Cambio de siglo: Confianza y comunicación transparente

Dado el ambiente de incertidumbre, los directivos deciden, a partir de 1999, realizar reuniones informativas dirigidas a los asociados de todas las agencias para exponer los estados financieros y los programas de desarrollo. Este ejercicio comunicativo remota sus antecedentes institucionales desde la aparición del programa radial “Despertar Cooperativo” (1981), que informaba sobre los aconteceres de la cooperativa y el sector solidario. En el 2008, durante la aparición de las pirámides, la comunicación transparente y eficaz ayudó a forjar la confianza de los asociados en medio de la recesión económica nacional.  

Camino al futuro: Proceso de Paz, cultura, deporte y calidad 

La firma de los Acuerdos de Paz (2016) tuvo gran acogida en la familia Utrahuilca; en este clima se abrió la sede del Putumayo y se crearon alianzas con Finagro para devolver la esperanza a la vida rural. 

El sector cooperativo reafirma la relación saludable entre la educación, la cultura y el deporte como ejes de éxito en el sector cooperativo: FundaUtrahuilca presentó la Banda Sinfónica Utrahuilca bajo la dirección del maestro Miller Perdomo García (2015); la deportista Andrea Olaya recibió apoyo para participar en los Juegos Olímpicos de Rio de Janeiro (2016) y se obtuvo la licencia para el funcionamiento de Instituto Técnico de Economía Solidaria (2017). 

En el 2014 Utrahuilca recibió el Sello de 100% Cooperativa que otorga la Confederación de Cooperativas de Colombia CONFECOOP, como insignia que reconoce la  labor de las  cooperativas que hacen su trabajo social y económico bajo los lineamientos de la economía solidaria. 

Para pensar el futuro de Utrahuilca, es pertinente recordar las palabras reflexivas de José Hóver Parra Peña, actual gerente general: “seguiremos el accionar cooperativo sin perder el rumbo que trazaron nuestros fundadores y líderes cooperativistas, quienes impulsaron la filosofía social en la región. Seguiremos sembrado sueños posibles desde el enfoque social comunitario”.

Momentos del compartir con los asociados/as, que son los que han permitido consolidar y construir el modelo alternativo, cooperativo, social y filosófico de ésta gran empresa solidaria.

Fuentes: https://www.utrahuilca.coop/utrahuilcafinal, https://www.facebook.com/utrahuilca/, https://www.orgsolidarias.gov.co/Prensa/Noticias/Utahuilca-53-aniversario, https://www.diariodelhuila.com/utrahuilca-53-anos-herencia-sindical-y-popular